Compartir Twitter Facebook Google + E-mail

Historia

Los orígenes de Farmacia “Cruz Roja” como antes se llamaba, se remontan en el año de 1921, cuando un joven de 23 años, Matías Cazares Yepiz abre al público por primera vez en la calle Serdán #81 poniente; ese día, un lunes 16 de mayo comienza una historia de compromiso para el pueblo de Hermosillo.

cruz rosa

Don Matías, como era conocido en toda la ciudad, tenía todo tipo de brebajes, pomadas, ungüentos, fomentos, pastillas que eran traídas de Estados Unidos o de Europa. Los años 30’s y 40’s fueron de gran auge para la farmacia Cruz Rosa, que poco a poco se fue reconociendo por su calidad y trato amable. En los años 50’s llega a Hermosillo la benemérita Cruz Roja, la cual llegó a la ciudad ofreciendo apoyo de socorro a la ciudad, labor que hasta estos días continúa.

Es así como Don Matías se vio en la necesidad de cambiar el nombre a Farmacia Cruz Rosa, curiosamente aun con el cambio la población se comunicaba con él para algún socorro.

En 1954 la farmacia estaba en crecimiento, y por lo tanto necesitaba un espacio más amplio, y se trasladó a las calles Juárez y Monterrey. Pero esto no fue fácil, ya que en 1962 cuando su hijo, Miguel Cázares Salcido se había incorporado al negocio familiar, se presentó un incendio donde Don Matías perdió un 80% de su mercancía, siendo esto un golpe brutal para la empresa, pero las ganas de trabajar y el amor a su negocio, le ayudaron a reponerse, y un mes después del accidente la farmacia fue abierta al público.

Buscando un punto estratégico, en 1965 se cambia a Yáñez y Yucatán (hoy Luis Donaldo Colosio) ubicación que hasta el día de hoy es nuestra matriz.

Gracias al trato amable que caracterizaba a Don Matías, gran parte de la ciudad acudía a él para conseguir un remedio para algún pariente o amigo que sufriera de alguna enfermedad, la confianza que Don Matías había generado durante tantos años de trabajo era remunerado con la satisfacción del público que lo seguía.

Así transcurrieron los años 70’s hasta que llegó 1980, Don Matías ya con más de 80 años y siendo precursor de muchísimas obras de caridad para la ciudad, además de ser Jefe de compras del estado en el período del Gobernador Ignacio Soto y con más de 50 años como miembro activo de Club Rotario, sufre el primer golpe a su salud, una embolia donde le paraliza la mitad de su cuerpo, una jubilación forzada y es en ese momento su hijo Miguel Ignacio Cazares Salcido toma el timón de la empresa hasta estos días.

Durante la década de los 90’s el mercado de Hermosillo sigue creciendo y la apertura de cadenas de farmacias llega a la ciudad, muchos negocios independientes dentro del ramo no pudieron con la indiscriminada apertura de farmacias, y muchas tuvieron que cerrar. Cruz Rosa siguió de frente y continúo luchando, pero cambió de rumbo, cambió estrategias para poder sobrevivir, además de ser una farmacia donde se vendían medicinas de patente, también se realizaban desde las épocas de Don Matías, fórmulas magistrales y productos hechos por nuestro laboratorio, siendo esto lo que nos hizo seguir compitiendo y permanecer en el gusto de la gente.

Los arduos descuentos a medicinas de patente nos llevó a especializarnos en el área de la Dermatología, con esto damos paso a una nueva era Cruz Rosa Dermatología, especializada en productos dermatológicos y fórmulas magistrales. En 1991, y con 93 años de edad, Don Matías Cázares Yépiz fallece, dejando un gran legado de carácter y compromiso con la sociedad Hermosillense, pero sobre todo un gran ejemplo para toda la familia Cruz Rosa.

Conforme transcurrían los años, la farmacia fue tomando fuerza en la especialización, adaptando nuevas marcas de prestigio y laboratorios especializados en la piel. Durante la primer década del 2000 se hicieron grandes cambios, como nueva fachada, nuevo mobiliario y estacionamiento.

Durante todos estos años, y con el crecimiento de Hermosillo la clientela solicitaba la apertura de sucursales, y fue hasta el 5 de julio del 2011 que se abre la primera sucursal al norte de la ciudad y continuando con el crecimiento, próximamente estaremos en el poniente de la ciudad.