Compartir Twitter Facebook Google + E-mail

Cuida tu piel del sol

Cuidado de la piel Farmacias Cruz Rosa Hermosillo

¿Sabías que la protección antisolar en la edad pediátrica evitará en un 78 por ciento de los casos el desarrollo de cáncer de piel no melanoma? Además, a los 18 años ya existe el daño acumulado suficiente para desarrollar este padecimiento.

Es muy importante que tomes precauciones respecto a la exposición solar de tu piel. Uno de los mitos más comunes esta vinculado con que un color bronceado es signo de una aparente buena salud, y de pertenecer a un grupo social privilegiado, sin embargo esto no es así. Tarde o temprano el daño en la piel llegará.

Por ello, en la Fundación Mexicana para la Dermatología, hemos instituido el 16 de marzo como el Día Nacional del Cuidado de la Piel Contra el Sol, pues es importante hacer conciencia del grave problema que esto representa para tu salud.

Es muy importante que consideres que trabajar, jugar o efectuar cualquier actividad al aire libre es también asolearse. Por ello debes protegerte.

Ten cuidado, ya que en México el cáncer de piel ocupa el segundo lugar de frecuencia. En los hombres es el tipo de cáncer más frecuente y en las mujeres ocupa actualmente el tercero.

¿Qué hace el sol con la piel?

Los efectos del sol sobre la piel pueden ser benéficos en cuanto a la síntesis de vitamina D y ayuda a la calcificación de los huesos, evitando el raquitismo. Dadas las condiciones de latitud de nuestro país con 3 minutos diarios es suficiente, sin embargo, el resto de la radiación puede causar efectos nocivos acumulativos, oxidación y daño de las membranas celulares, mutaciones en el DNA, alteraciones en la síntesis de proteínas estructurales de la piel, activación anormal de los melanocitos, supresión de la inmunidad celular por lo que favorece la aparición de tumores malignos.

¡Proteger a los niños!

Es muy importante influir en la educación del niño desde temprana edad con respecto al cuidado de la piel y el sol. Debe integrarse a la práctica no solo de actividades recreacionales u deportivas, sino también a la vida cotidiana.

Es importante que en los niños menores de 6 meses de edad se efectúe la fotoprotección sólo a través de la ropa (gorros o mangas largas), mantenerlos en lugares sombreados, transportarlos en vehículos cubiertos y no se aplique ningún producto de los llamados “filtros solares” en su piel pues no se ha establecido la seguridad de éstos a esa edad.

En niños mayores de 6 meses, además de las medidas anteriores, ya se puede agregar el empleo, sobre todo para actividades al aire libre, de un filtro solar pero siempre verificando que sea de los que son llamados “pantalla” que en general contienen dióxido de titanio y no filtros químicos.

Para las actividades acuáticas se han diseñado productos “resistentes al agua” lo que permite que la protección perdure por algunas horas dentro del agua.

Hay que señalar que el emplear un filtro solar puede dar un falso sentido de seguridad y hacer que se permita al niño estar más tiempo bajo los rayos solares. Esto desde luego no es recomendable. La ropa puede ser una medida buena de fotoprotección sobre todo si se selecciona ropa holgada de tejido cerrado, colores oscuros uso de gorros de ala ancha con protección de la nuca y de anteojos.

Hay que evitar la exposición solar entre las 10:00 de la mañana. y las 04:00 de la tarde.

¡Jóvenes, cuiden su piel!

Hay que considerar que no sólo ir a la playa es asolearse. Si vas a un lugar soleado aplícate protector antes de exponerte, porque tarda en actuar 30 minutos aproximadamente.

Aunque un protector indique que es resistente al agua su nivel de protección baja con la sudoración y tiempo de inmersión en agua por lo que hay que aplicarlo cada 3 hrs.

Hay que recordar que no solo los rayos del sol que vienen del cielo nos afectan sino que también los que se reflejan por el agua, la arena y superficies lisas y claras (alrededor de la alberca), por lo que aunque permanezcamos debajo de una palapa debemos ponernos un protector solar.

Un día nublado no nos protege del daño que pueda ocasionar el sol, las nubes permiten que pase el 90% de las radiaciones que afectan la piel. Por eso las grandes quemadas las tenemos en esos días ya que al no sentir tanto calor permanecemos más tiempo expuestos.

¿Qué es la fotoprotección?

La fotoprotección es la utilización de medios físicos y/o químicos para evitar el daño ocasionado por las radiaciones que manda el sol. Los más peligrosos son los llamados rayos ultravioleta y los hay de tipos A y B (UV A y UV B) que provocan desde arrugas, quemaduras solares, manchas en la piel, hasta el posible desarrollo de cáncer de la piel.

Cuidados generales.

En la FMD La salud de tu piel nos importa, ¡Cuídate, infórmate! y por ello te recomendamos lo siguiente:

1.- Ropa. Algodón, seda o fibras de tejido cerrado. Debe cubrir desde el cuello hasta los tobillos. Telas de color oscuro (pareos, pantalones, faldas, etc.)

2.- Sombra. Sombreros con ala ancha. Sombrillas y parasoles, de preferencia oscuras.

3.- Protector solar. Aplicar de 15 a 30 minutos antes de la exposición en piel seca. Emplear abundante cantidad, evitar el contacto con los ojos. Idealmente usarlo solo y antes del maquillaje. Repetir la aplicación cada tres horas. Verificar si el producto no ha caducado. Actividades al aire libre, con sudoración y actividades acuáticas, se recomienda protectores resistentes al agua. Enfatizar el filtro en áreas de calvicie, labios, orejas, hombros y dorso de los pies.

4.- Lentes para sol ya que protegen la retina. Siempre y cuando indiquen que contienen protección UV.

5.- Vidrios de ventana, puesto que filtran sobretodo luz ultravioleta B (que causa cáncer). Vidrios polarizados pueden bloquear UVA y luz visible.

6.- Maquillaje. Las bases de maquillaje sin factor de protección agregado sólo tienen un poder de protección muy temporal entre 3 y 4 de SPF (Sun Protector Factor). Existen algunos que contienen filtros solares más efectivos.

7.- Actividad al aire libre. Se debe restringir la exposición al sol entre las 10 y las 16 horas. Plantar árboles en campos deportivos. Utilizar sombrillas. Uso de gorra o sombrero durante el recreo y deportes.

8.- Evitar el uso de medicamentos fotosensibilizantes, el uso de perfumes y cítricos.

9.- Los programas de trasplantes deben incluir fotoprotección y evaluación dermatológica periódica, ya que éstos enfermos son de alto riesgo para el desarrollo de tumores malignos cutáneos.

10.- Evitar la exposición prolongada en días nublados, ya que la radiación ultravioleta atraviesa las nubes. Las nubes NO protegen contra las quemaduras. Se debe usar la misma protección en los días nublados.

11.- La arena, el agua, la nieve y superficies blancas reflejan más del 60 por ciento de la luz ultravioleta, por lo que la aplicación de filtros solares es importante a pesar de permanecer en la sombra.

12.- Existen enfermedades inducidas o agravadas por el sol, que requieren especial atención en cuanto a la protección solar (Lupus eritematoso, por ejemplo).

13.- La educación desde la niñez para una adecuada fotoprotección, traerá como resultado una piel saludable, sin arrugas, sin manchas y diminuirá el riesgo de Cáncer en la piel.

FUENTE: Fundación Mexicana para la Dermatología A.C.